Cenote viene del vocablo maya tz’onot, que significa Pozo sagrado o abismo. Estas lagunas de agua cristalina eran sagradas para la cultura maya, pues además de utilizarlo para proveerse del liquido vital, suponían que era una entrada al mundo de los dioses del inframundo.

Los cenotes son pozos naturales de agua cristalina que se alimentan por la filtración de la lluvia y el sistema de ríos subterráneos más grande del mundo, el Gran Acuífero Maya, localizado a lo largo del Caribe Mexicano. Los Dz’onot, como eran conocidos por los mayas, eran lugares sagrados debido a que creían que estaban conectados al inframundo (Xibalbá), donde sus dioses y espíritus residían después de la muerte. En las cavernas formadas naturalmente se pueden encontrar formaciones de estalagmitas y estalactitas.

 

1. Cenote Jardín del Edén

Es uno de los  Cenotes más grandes a cielo abierto en la Riviera Maya, lo que lo hace perfecto para las fotos acuáticas, esto gracias a sus aguas cristalinas que permiten tener una visibilidad perfecta debajo del agua para observar los cientos de peces que viven ahí.

Este cenote se encuentra rodeado de verde vegetación y árboles de la región que dan la impresión de estar en el Jardín del Edén, alrededor hay unas palapas para descansar o disfrutar de la naturaleza y relajarse.

 

 

 

2. Cenote Manatí

Se encuentra localizado en una zona residencial de nombre Tannkha y se accede desde la carretera Federal N° 307, pasando por otra zona residencial cercana  a Playa del Carmen. También es llamado como Casa Cenote.

Este hermoso tour se realiza entre Puerto Aventuras y Tulum, en este maravilloso lugar podrá disfrutar de la práctica del buceo, snorkel y otras actividades acuáticas. Además deslumbrarse con la belleza de la flora y la fauna con la que cuenta el cenote.

 

 

 

3. Cenote Zazil Ha

Es un piscina natural de aguas cristalinas de color azul claro que contrasta con el verde esmeralda de la vegetación que lo rodea.

Tiene una profundidad promedio de entre 2 y 3 m y en uno de sus extremos el agua se convierte en azul profundo lo cual indica que aumenta la profundidad y en realidad es que esta conectado con otros cenotes cercanos.

 

 

4. Cenotes Casa Tortuga

Si eres de las personas a las que les gusta vivir nuevas experiencias llenas de adrenalina, has llegado al lugar indicado. Con una profundidad que varía desde 1 a 8 metros te dejará asombrado el color verde jade y sus aguas cristalinas que te permite distinguir el fondo de los cenotes. Infinidad de peces, aves y exuberante flora adornan los alrededores de cada cenote.

 

5. Grand Cenote Tulum

 

En cuanto al Gran Cenote en Tulum, una de sus principales características es que se encuentra rodeada de la Selva Maya, por lo que el simple hecho de visitar este lugar implica sentirte un poco más cerca de la naturaleza.

No hay nada como nadar y ver tu alrededor la extensa vegetación de dicha selva. Esto contribuye a que logres relajarte al máximo.

Todo esto, junto con muchas otras razones, convierten al Gran Cenote en uno de los más populares de Tulum y de la Riviera Maya.

 

 

6. Cenote Carwash

 

En cuanto al Gran Cenote en Tulum, una de sus principales características es que se encuentra rodeada de la Selva Maya, por lo que el simple hecho de visitar este lugar implica sentirte un poco más cerca de la naturaleza.

No hay nada como nadar y ver tu alrededor la extensa vegetación de dicha selva. Esto contribuye a que logres relajarte al máximo.

Todo esto, junto con muchas otras razones, convierten al Gran Cenote en uno de los más populares de Tulum y de la Riviera Maya.

 

 

 

6. Cenote Azul

 

El Cenote Azul es uno de los favoritos de los habitantes de la Riviera Maya, quizá sea por que tiene muchas áreas con poca profundidad, que te hace sentir confiado para nadar libremente por casi todo el lugar. Pero si necesitas sentirte más seguro, puedes rentar chalecos salvavidas ahí mismo a un bajo costo. Así como rentar equipo de snorkel o llevar el tuyo.

 

 

 

6. Dos Ojos

 

Disfruta la experiencia de nadar entre dos cuerpos de agua comunicados por cavernas subterráneas, este cenote es ideal para buceo y esnorquel, acompañado de un guía podrás sumergirte en sus maravillosas aguas cristalinas, observar sus formaciones rocosas y restos fósiles, los cuales han estado sumergidos desde hace millones de años.

Relájate entre el sorprendente juego de luces y colores que se crean aquí, y haz de éste un recuerdo inolvidable. Dos Ojos se mantiene en los primeros 10 sistemas de cuevas más largas del mundo bajo el agua, con 60 km de línea subterránea.